La ruta del vino en Lanzarote

La ruta del vino en Lanzarote

Las bodegas de la isla de Lanzarote distan poco unas de otras, pero para mayor disfrute del espacio y del tiempo proponemos dos paseos que han de emprenderse sin prisas partiendo de un mismo punto: El Monumento al Campesino, con el que el artista César Manrique quiso rendir homenaje a la labor de siglos realizadas por los hombres y mujeres en el campo de Lanzarote y en donde se puede conocer cómo y con qué se lleva a cabo tal labor.

Aquí comienza la primera ruta del vino de Lanzarote. Esperamos que la disfrute.

Tramo 1

Al salir del Monumento al Campesino dé media vuelta a la rotonda y tome dirección Tinajo.

A sólo 200 metros deberá hacer su primera parada.

Pare justamente dónde vea el cartel Bodega Mozaga, una de las más antiguas y de mayor producción de la isla.

Tramo 2

Tome de nuevo la carretera general dirección Tinajo, y pasado medio Kilómetro, gire a la izquierda en la indicación Vegueta por el Peñón. Como curiosidad, durante el trayecto, observe las extrañas formas que hace el terreno y cómo, debido a las extracciones de picón utilizado tanto para enarenar las fincas como para la construcción, desaparece poco a poco lo que era La Morra de San Andrés.

Déjese llevar por el camino hasta que tenga delante La Casa del Indiano, de color amarillo ocre, que apoyada en un peñón, parece sacada de una postal de la Cuba Colonial, donde es bien recibido el visitante amigo.

Salga y siga camino hacia La Vegueta. Cruce la carretera y atraviese el corazón de este pequeño pueblo en el que quedan todavía varias casonas como muestra de su pasado esplendor y llegue al Pago de Yuco. Desde cualquier punto de Yuco se puede ver la Ermita de Nuestra Señora de Regla, patrona de La Vegueta y de la Bahía de la Habana, cuya imagen fue traída de Cuba por el Indiano D. Marcial Borges en agradecimiento a los favores recibidos.

Continúe por el camino asfaltado y al girar en el primer recodo a la derecha tendrá ante usted un camino de palmeras que entra en la Finca Fajardo en cuya pequeña bodega, hasta no hace mucho, sólo se elaboraba vino para la familia.

Tramo 3

Salga a la carretera que le conduce a Mancha Blanca y a la derecha, en línea recta a menos de un kilómetro encontrará la Bodega Tinache.

Tramo 4

Con la misma trayectoria, muy cerca de estas bodegas se encuentra el pequeño pago de Mancha Blanca donde está la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, patrona de la isla con los títulos de Reina de los Volcanes y Madre de Lanzarote porque, según cuenta la leyenda, fue justamente en el lugar de la construcción religiosa donde se detuvo la lava del volcán que entró en erupción en 1824 después de que la Virgen se apareciera a la pastorcita Juana Rafaela e hiciera caso de sus ruegos para que frenara la marcha de la lava. Cada año, en el mes de Septiembre se celebra la romería en su honor. No pase de largo. Recréese en su bella linterna.

Retome la Ruta y siga dirección hacia el bonito pueblo de Tinajo, último punto de este primer paseo que le hemos propuesto. Cuando llegue, diríjase hasta la plaza situada frente a la Iglesia de San Roque, siéntese en un banco y contemple con Agustín Espinosa las bellas chimeneas de sus casas donde el bizantinismo de Tinajo, está repartido fundamentalmente en cuatro sumandos: Iglesia, cura, casa cupular, chimeneas. Todas las chimeneas de Tinajo tienen fórmula cupular idéntica. La gran cúpula bizantina de alto caserón de Juan Cabrera mira desde su atalaya a las innnumerables chimeneas de Tinajo y les impone su marca de fábrica.