Charco de San Ginés en Lanzarote

Charco de San Ginés en Lanzarote

En pleno corazón de la capital de Lanzarote se encuentra el Charco de San Gines, un entrante de agua de mar a cuyo alrededor surgió el primer núcleo de pescadores de la isla. Por la presencia del Charco, Arrecife fue llamada en el pasado la Venecia del Atlántico.

Remodelado según un proyecto de César Manrique, el Charco es referente de la ciudad. Es utilizado para fondear pequeñas embarcaciones.

¿Qué es?

Es una amplia laguna (de unos 500 m de largo y 250 de ancho) formada como consecuencia de la plataforma rocosa característica del subsuelo de esta costa, llena de arrecifes, bajas e islotes, y que sometida a los movimientos de mareas se ha convertido en uno de los atractivos naturales más interesantes de la capital de la isla.

¿Por qué se llama San Ginés?

La atribución a San Ginés se debe a ser este santo francés el patrono de la ciudad y por haberse levantado una ermita a él dedicada a la vera del charco.

¡No dejes de visitarlo!